LAS EMOCIONES

                    SON

SEÑALES DE VIDA

"Las emociones no cesan nunca, sólo al morir. Aceptarlas, darles la bienvenida, permitirles que nos den información sobre nosotros mismos, celebrarlas, es parte de aceptarnos y cuidar de nosotros mismos.

Las emociones son señales de vida, nuestra tarea es buscar una manera inteligente de procesarlas, manejarlas y no reprimirlas" (Beauport-Díaz).


.